Charla con Rafael Valeriano (Los In-nombrables)

Rafael Valeriano

Rafael Valeriano

 Por: Rico Malvaez

En la década de los 90’s México vivía a su máximo, en cuanto a conciertos de rock nacional, un año donde las batallas de las bandas se daban por toda la ciudad, desde la zona norte, pasando por la zona centro y llegar hasta la zona sur, lugares muy significativos para muchas de las bandas y también para los seguidores, buscando nuevas propuestas, cuando en realidad se hacia un rock de calidad y se podía disfrutar una buena velada.

Rafael Valeriano, músico incansable quien a lo largo de veinte años ha venido tocando y manteniéndose   dentro de la escena del rock en nuestro país.  Desde Lucia de Noche, una de las primeras bandas de Ska en nuestro país, quien le dieran un toque muy especial a la escena del rock nacional, hasta su banda actual Los In-nombrables.

 Platicamos con él y en esta amena charla fue lo que nos conto respecto a su carrera musical.

RV .-  empecé hace más de 20 años, con la típica historia del amigo de al lado, que su papa era músico, tenía una guitarra y unos amplificadores  y de ahí nos íbamos a darle, a rascarle, porque era lo que realmente hacíamos, rascarle a la guitarra, después me dio la inquietud de hacer una banda. De ahí salió mi primera banda en aquel tiempo, “Sangre Santa”, nos sabíamos puros covers bien malos pero ahí estábamos.

Mi primer grupo, de cierta forma más estable, pensando que esto era lo mío; se llamó Lucia  de Noche, una banda de ska, de ciudad Nezahualcóyotl, de la calle 17, del estado de México y fuimos de las banda pioneras en estar fusionando, en ese tiempo el Ska, que pocos sabían que era el Ska, y nosotros lo mesclábamos con muchas bases de funk y fue una banda que me dio mucha enseñanza, me dio mucha tablas, las ideas de que se pueden hacer cosas bien hechas y bien pensadas y sobre todo bien divertidas, con ellos estuve tocando aproximadamente 5 0 6 años, y bueno todo llega a su momento, me separe de ellos y  estuve un año sin tocar.

 Aquí en Lucia de Noche estábamos muy chavos, de repente la banda empezaba a sonar muy bien y nos comió la inexperiencia, el protagonismo de algunos, nos mentamos la madre y nos retiramos y para el caso a nadie le funciono en determinado momento, esa es la mera verdad.

Yo soy muy exigente y creo que a veces no se pedir las cosas, también me puede dar flojera la mediocridad, me puede dar flojera que la gente no se pueda esforzar un poco más para hacer las cosas y cuando es así lo primero que me pasa por la cabeza es exigirles y quizá de alguna manera muy brusca, pero vamos, yo siempre lo he dicho, no me veo gritándole a mis hijos para buscarles un mal es lo mismo en la musica yo no me veo exigiéndole a alguien que haga bien las cosas bien, lo único que buscamos es que suene bien y mejor, que pueda crecer. Y a la gente le molesta que les digan las cosas.

Después de ese tiempo hicimos otro proyecto, que fue una propuesta muy interesante que se llamaba T.P.CH.  (Tepache), que además era abreviado y era: la T de Tito, la P de pato y la CH; y tenía un significado. En ese tiempo éramos unas personas que estábamos en desacuerdo con el sistema, de todo lo que pasaba en nuestra ciudad, en nuestro país, entonces T.P.CH., no solo era la bebida mexicana, también significaba “Todo-Para-Chingar”, sacamos por ahí un EP, que está por ahí como que en olvido, pero la verdad es que si tiene unas rolas muy buenas, ese proyecto duro cerca de cuatro años.

De ahí tenia la tarea de hablarle a algunos amigos y fue donde llegamos a la conclusión de encontrarnos con el proyecto de que me ha tenido satisfecho que es el de Quema Madera una banda también ya enfocada a estar buscando ese sonido, esa contexto, de estar encontrando de repente también esa dualidad, ese doble sentido, como buen defeño, como buen chilango, es algo que siempre me ha gustado y he tratado mucho de mantener en mis proyectos. El albur, la ironía, de repente música muy divertida o de repente canciones para cortarse las venas, canciones de abandono, o cosas así por el estilo.

Quema Madera duro diez años, tuvo muchos altibajos, que fue por lo cual retomando el camino, con un nuevo disco en vez de sacarlo como Quema Madera, nos dimos a la tarea de cambiarle el nombre, quisimos hacer este trabajo un poco más fresco, empezando desde el nombre, hicimos nuevos temas y retomamos algunos de Quema Madera que para nosotros son muy importantes y nos gusta mucho tocarlos y amalgamamos esta parte de Quema Madera ahora con los In-nombrarles. Miguel Ángel que es el guitarrista y siempre ha estado conmigo, desde los tiempos de Lucia de Noche, nos dejamos de ver un tiempo y lo invite al proyecto de Quema Madera y ahora con los In-nombrables  y en la batería esta Alejandro, un chavo que está con nosotros desde hace cuatro años.

Ahorita acabamos de sacar el primer disco de Los in-nombrables que se llama “La tragedia musical Vol. I”, en el cual tenemos diez temas de carácter juvenil con un contexto sublime, diría yo, porque es como la cúspide, después de tantos años de encontrar lo que realmente nos satisface a plenitud, desde sonido, desde concepto, de las liricas. El orden de las rolas tiene mucho que ver, parece que no pero empieza en un punto y termina en ese mismo punto, cerrando un circulo. Es curioso pero así está diseñado este disco, a parte el nombre del disco “La tragedia musical vol. I” va enfocado al hueco, creo, pienso y estoy convencido, existe ahorita en la musica, creo que hay mucho Blof, mucho Fashion, mucho Glam, que nada mas no portan nada a la escena, ni al desarrollo y es algo, que mas que molestarnos tratamos de verlo por el lado positivo, sigo creyendo y soy un aferrado a que la calidad se tiene que anteponer ante la mediocridad, a la mercadotecnia mal infundada o a los productos que son malos, pero sin embargo están ahí.

-Las diferentes corrientes musicales que ha influido y marcado en la carrera musical de Rafael.

RV.- Las influencias que recuerdo teníamos en Lucia de Noche era Madness, una banda que nos marco mucho, aunque de repente éramos como ska más clásico, nada más le acelerábamos el bit y sonaba mas rasposo, pero creo que si viene de ahí, también de repente unos temas de los Fabulosos Cadillacs, nos gustaba ese sonidito, ese tipo de rasgueo nos influyo mucho en Lucia de Noche.

Más adelante nos dimos la oportunidad de conocer otras bandas, que a mí en lo personal Mano Negra es un parámetro, no nada más en la parte de Ska, sino en la fusión de ritmos, ideología, de potencia en el escenario, pasa mi si no hubiera existido Mano Negra, la mitad bandas en México no existirían sinceramente y hablo en general, por la influencia que puede tener como Mano Negra y ahora como Manu Chao, la parte de las secuencias, la parte de los loops, es muy chistoso que la gente los utiliza y estoy seguro que hace diez años, un poquito más muchos no sabíamos que se puede hacer eso con los loops. En mi caso creo que de ahí parte mi esencia, mis gustos musicales de ahí  vienen como te acabo de comentar.

Bueno también en la parte tropical y charanguero es algo que a mí me gusta, yo crecí en un lugar donde cerraban la calle y llegaba el sonido La Changa y arráncate brother.

También poco a poco fuimos descubriendo que podíamos tener una armonía similar, tener una estructura musical, a un tipo de género musical y nada más si le podías fusionabas a otro ritmo, te podía dar un buen sonido, podría salir algo  muy interesante, eso hicimos y es lo que he tratado de hacer toda mi vida.

Yo me siento orgulloso de ser Chilango, me encantan las raíces de mi país y sin embargo soy fan de Pólice, Queen, Pink Floyd, Black Sabbat, Pantera y de repente Tito Puente, Celia Cruz, de quien puedes escuchar una rola y la sientes y de ahí me puedo ir a escuchar a Metallica, creo que mis gustos e influencias musicales he tratado de que sean muy amplios. Bueno Rigo Tovar a mi si me late y no es moda, Los Ángeles Azules no me gustan, siento que hay cosas mejores que los Ángeles Azules, pero bueno son los de moda.

-Lo que es realmente molesto es ver que hay bandas que se hacen llamar de rock y son peores que los charangueros y van al Vive Latino-

 

Pienso que la música no tiene que estar peleada, cuando la música es buena, así sea lo que sea hay que saber valorar los espacios y darles su lugar. A mí lo que me puede molestar de un Vive Latino es que haya bandas que se hacen llamar de rock y sean peor que las charrangueras, eso sí encabrona, las meten por cuates, porque hay un espacio o porque suenan en la radio y en vivo son malísimas, son desafinados, creo que eso si puede ser incómodo para mí como músico.

Yo no sé qué pueda pasar, si llegue a otros veinte años más tocando y si me gustaría tocar en un Vive Latino y tocar en muchos lugares importantes en todo el mundo, que lo voy a lograr? no lo sé; que es mi sueño? Si lo es y sigo buscando la oportunidad, sé que tarde o temprano algo bueno ha de salir de esto, porque le dedicado en forma y gran  parte de mi vida la he dedicado a la música, de alguna forma se me pueda retribuir, tampoco espero sentado, pero si tengo una tranquilidad moral, espiritual, física, de que la música va a decir “Órale te lo mereces”. Está bien que metan lo que quieran, pero que metan algo de calidad, como Los In-nombrables.

Apoyo de los medios de comunicación?

Déjame decirte que a esta edad ya no nos puede preocupar mucho, tratamos de buscar lo que está a nuestro alcance y poder ese pasito extra para conseguir más, ya no nos quita el sueno si en algún lugar ya no nos dejan tocar, si nos podemos aguitar pero pues a seguirle chingando y seguir adelante, siento que mi banda si esta para poder tocar en otros países y la actitud la tenemos , realmente estamos bien convencidos de lo que queremos y en cuanto a apoyo, pues yo quisiera tener dinero para pagar otro video o quien nos pague unos vuelos para ir a otros festivales a Europa o Sudamérica, estamos para eso y le tengo mucha confianza, somos demasiado sensatos  como para hacer un show donde la gente quizá diga –No me gusto pero tocan bien- por lo menos no les sonó tan común y al final les agrado, esa es una realidad y la realidad es que la banda tiene un nivel de cartel y lo que nos respalda en ese aspecto es la experiencia.

Así terminamos esta charla con Rafael Valeriano, quien incansablemente sigue en el camino junto a Los In-nombrables, tocando y mostrando porque el rock mexicano tiene que seguir una línea de calidad y promocionando su nuevo disco “La tragedia musical vol. I”, quien nos ofreció el link donde pueden escuchar y descargar  “La tragedia musical Vol.I

Videos:

http://youtu.be/F8oP4852qAw

http://youtu.be/l8WtNGpIs4U

 

Disco:

https://soundcloud.com/gratiscdlosinnombrables

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s