Entrevista con Ulysses Ozaeta

Ulysses Ozaeta

Ulysses Ozaeta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Rico Malvaez

Una plática que comenzó un medio día en la ciudad de México.

Ulysses venia llegando de Los Ángeles California, para una conferencia de prensa con medios de información y músicos de Rock. Conferencia citada por su programa de radio “La Cloaca Internacional.”  Como punto de reunión nos encontramos en el Tianguis Cultural del Chopo. Importante centro multicultural en México y en donde confluye un sinnúmero de propuestas no comerciales y alternativas de la escena musical de nuestro país.

Nacido en la ciudad de Los Ángeles, California, Ulysses Ozaeta tiene una trayectoria periodística a través de su programa de radio. Se ha dado a la tarea de entrevistar a músicos nacionales e internacionales, y por su importante y perseverante acción ha hecho  regresar a grandes músicos de la escena Rockera mexicana: Raúl Greñas (Luzbel), Toshiro Midori (MARA), “Arpad”, primer banda de Glam Metal en México,  con su cantante original Aldo de la O, quien también fuera cantante de Mara, por citar algunos. En paralelo, ha investigando de una manera muy profesional, a sectas (religiosas). Un delicado tema que lo ha llevado hasta lo más profundo. Sin fanatismo, ni amarillismo ha sacado a la luz temas muy delicados, con mucho profesionalismo.

 

El inicio

UO.- Yo nazco en los Ángeles California, en el Hospital General. Mis papas conocían y tenían familia ahí (California). Ellos vivían en México, porque eran comerciantes, entonces cada vez que íbamos a nacer uno de nosotros, mi mama inteligentemente iba a California y ahí era donde nacíamos.

Teníamos una surtidora de abarrotes en Morelos y distribuía todo lo que era la zona sur de Morelos. Cuando México todavía era tranquilo y se podía trabajar, se podía cobrar y se podía vender. Así fue un poco la historia de cómo cuatro nacimos de este lado.  Somos cuatro hermanos. A mí me trajeron demasiado pequeño, tendría meses, así que toda mi vida fue aquí en México. Estudié en Morelos y crecí en Morelos. Ya de ahí llego el momento de estudiar la preparatoria y me fui a Cuernavaca. Ahí estudie la prepa.  En la época de la Universidad ya estuve aquí en la ciudad de México.

Ahora vivo en San Bernardino, California. Es el condado más grande que existe en los Estados Unidos. Su territorio es más grande que muchos estados. Estoy muy cerca de la ciudad de Rancho Cucamonga, suena feo el nombre, pero así se llama. Es donde estoy estudiado antropología cultural. El colegio, que es un colegio comunitario, hasta donde sé es el segundo más antiguo. No sé si de todo Estados Unidos, pero al menos sí de California.

LP.- En la antropología, ¿tienes que ver con religión?

UO.- Sí. De hecho sí.  Lo que pasa que antropología es sociología. En pocas palabras, es estudiar a los grupos sociales. Yo me estoy enfocando mucho, no solamente a movimientos “under”: como los movimientos subterráneos de los jóvenes, con las contraculturas, como le llaman. También me estoy especializando en movimientos religiosos. Por ejemplo, estoy haciendo investigación sobre “sectas”, porque hay unas sectas muy, muy locas. Ya he tratado un par de temas que salieron al público sobre sectas pederastas. (Actualmente) estoy investigando a una secta, que parece indicar, se dedican al tráfico de órganos. De tal manera que los lideres dicen que si tú donas un órgano, el líder de ellos, el “Cristo”, el mesías, el gurú, va a ser que se te regenere automáticamente el riñón o el pulmón. Entonces los adeptos le creen y lo hacen. Pero  no se les regenera nada. A grandes rasgos es lo que puedo decir sobre esta secta. Y son temáticas en las cuales sin querer me estoy especializando, pero parecen interesantes y de cierta labor social porque se convierten las investigaciones en denuncias.

LP.- Esas investigaciones se acentúan más porque estás muy adentrado en temas religiosos.

UO.- Si. Esa temática se me facilita más por la formación que tuve. Digo, no solamente he tenido formación cristiana, porque como bien lo dices, fui misionero de San Felipe de Jesús. (También) tuve formación jesuita personal. Tenía acompañamiento de mi maestro el sacerdote  Jesuita, Francisco Kitazawua. Muy cercanos ellos a la teología de la liberación. A la teología que nace en Latinoamérica. También, a parte de esas enseñanzas, tuve formación Pentecostés, con Testigos de Jehová y Mormones

Era chistoso, porque, por ejemplo, los pentecostales iban y se quedaban por temporadas en mi casa y yo tenía esa formación de ellos. Los Mormones iban todos los lunes a jugar a mi casa, a jugar video juegos y de ahí teníamos platicas teológicas. Ellos sabían que yo era católico y no les importaba. A final de cuentas no me querían convencer, ni yo a ellos, si no simplemente lo que nos unía era una amistad que todavía sigue. Me sigo comunicando con los muchachos hasta Utah. Seguimos siendo amigos y la formación quedó. Tuve un aprendizaje gnóstico. Me hablaron los A.J.E.F. de los Masones para que me uniera a ellos. Tuve tanto formación cristiana como formación gnóstica. Entendiendo el Gnosticismo entiendes todas las sectas de la “New Age”.

Entiendo la temática. Entiendo los adeptos. Entiendo de lo que estoy tratando. No son temáticas nuevas. En realidad la temática de las religiones es algo difícil. No solamente es saber de historia, si no entender un poco la psicología del líder y la psicología del adepto y no soy un especialista, estoy trabajando en eso pero sí entiendo. Tengo las nociones más allá de lo básico.

 

LP.- Como fue que decidiste estudiar periodismo?

UO.- No me imagine sinceramente algún día ser reportero porque a mí me inquietaban mucho las cuestiones religiosas. Fui Jesuita, y ellos me recomiendan que tenga una carrera. Casi todos los Jesuitas tienen carrera que han estudiado antes. Te hablo del grupo donde entre, a nivel nacional entramos 12, hasta se me hace un número cabalístico, de esos doce no quedamos ni uno. De hecho los dos últimos en salirnos fue un chavo de Guadalajara y yo. Cuando estaba en la universidad todavía tenía formación Jesuita. En ese tiempo estuve trabajando en un centro de Derechos Humanos que se llama Miguel Agustín Pro de (los) jesuitas. Está en la calle de Serapio Rendón, en la colonia San Rafael, en la ciudad de México y yo ahí estuve trabajando de gratis. Fui voluntario. Me gustaba estar ahí. Aprendí muchas cosas. Estuve como dos años mientras estudiaba periodismo en la Carlos Septién y, pues también, ahí tenía mis formaciones religiosas que me seguía dando mi maestro Francisco Kitazawua, que además era el subdirector del centro de Derechos Humanos junto con Edgar Cortes.

Cuando me Salí de ahí (del Centro Pro), me fui a vivir a una comunidad rockera. Fue la primera vez que viví en comunidad de rockeros en un edificio que estaba por la estación de metro San Antonio Abad, en Tlalpan. Era “Pro Organización rock Mexicano A.C.”, liderado por Freddy Zitle, quien terminó siendo muy buen amigo mío. Algo muy importante, ellos fueron los primeros en tener una página web, un buscador también y los primeros en hacer radio por internet referente al rock, es decir, antes no se hacía radio por internet que se dedicara al Rock y ellos lo hicieron. Era cuando las computadoras, imagínate la tecnología, todo se tenía que grabar en Real Audio o Real Media, ¿por qué era real media? Para que los archivos de media hora de duración no pesaran más de 3 a 5 megas. Las computadoras tenían 5, 10, la más poderosa 15 GB de disco duro, cuando ahorita tiene 1 TB. En aquella época teníamos una bien potente de 15 GB y podíamos graba en Real Audio.

Cada programa tenía que durar media hora, porque los modem eran de 56 KB por segundo. Si grabábamos algo más pesado (más de 5 Megabytes) era imposible que la gente lo descargara porque cada descarga duraba mucho. Para que la gente escuchara un programa de media hora, tenían que esperar otra media hora de descarga o una hora. Entonces ahí fue donde se empezó a hacer la primera radio dedicada el rock, por internet, que fue la de Pro Organización Rock Mexicano y ahí tuve el gusto de haber estado. Fue muy chistoso. De hecho estamos preparando un trabajo referente a eso. Para que no se pierda en la historia, debo contar también que tenían tecnología propia que ellos habían creado: un buscador de bandas, como el Google de ahora. Ahorita la gente ha de decir “Google me soluciona todo” pero en aquella época Google no existía. Existía Yahoo. Los buscadores no tenían los algoritmos (de búsqueda) tan elaborados como hoy en día y menos encontrabas bandas mexicanas.

Me da gusto que estos muchachos hayan creado su propia tecnología, desafortunadamente muchos proyectos en México, como no se les apuesta tanto no funcionan, aunque nosotros vivíamos de eso. No nos iba tan mal. También creábamos páginas Web, le hacíamos las páginas web a Café Tacuba, les hacíamos la página Web a Transmetal, así a muchas bandas que se acercaban. Yo en realidad me encargaba de las entrevistas o en producción y controles. No era tanto locutor, los locutores eran otros muchachos. Yo de vez en cuando que llegaba a hacer programas pero era muy inexperto y fue ahí donde empecé a aprender básicamente a hacer radio por internet.

LP.- Cuanto tiempo fue que estuviste trabajando ahí?

UO.-  Pro Organización Rock Mexicano (ORM) sigue existiendo. Ya no tanto con el poder de antes, de hecho ya todos hemos tomado responsabilidades: el Subdirector se fue a Canadá, yo a Estados Unidos y el único que ha quedado sigue en México, que es Fredy Zitle. (La ORM) todavía existe, todavía estoy ahí colaborando. De hecho muchos programas los hago para ellos, algunos programas solamente Pro Organización Rock Mexicano tiene la exclusividad y los derechos. Esos ya no los puedo usar. Pero ya no esta tan fuerte como antes. No recuerdo el año en que entré, tendría que rascarle a eso. Desde la universidad he estado ahí y nunca me he salido, lo único que sí es que ya no laboro como antaño. Ahora otros portales le están comiendo el mandado. Otros portales que vienen con nuevas ideas. Con más poder económico. Nosotros crecimos de edad, los compañeros se llenaron de responsabilidades. Yo todavía sigo siendo un irresponsable y como tienen responsabilidades tienen que trabajar de acuerdo a sus responsabilidades y yo trabajo de acuerdo a las mías y como soy irresponsable ya te has de imaginar los resultados (risas).

 

La Cloaca Internacional (La historia)

LP.- Platícanos del Fanzine “La Cloaca

UO.- ¡Wow! Eso fue el antecedente a lo que ahora es el programa, ese es el antecedente directo. Fue muy chistoso porque normalmente los fanzines no duran, ni siquiera las personas que hacen los fanzines recuperan lo que invirtieron.

LP.- ¿por qué son gratis?

UO.- Básicamente, pero éste nunca lo fue. Ni el primer número. Lo que hacía era tratar de hacer un fanzine (incluso tenia de eslogan: “El desagüe de tus ideas”) que buscaba ser como una revista que fuera informativa, que fuera politizada, más bien política y que además los chavitos de secundaria la buscaran. Imagínate, pensar en una revista política que fuera buscada por chavos de secundaria es un reto bien grande ¿no? Ningún chavo de secundaria quiere saber de política.

No me interesaba en aquella época la musica para el fanzine. Aunque sí tocábamos temáticas de música, nada mas eran dos páginas dedicadas a la música, el resto eran temáticas sociales y políticas. Por ejemplo: criticábamos a cualquier partido, a cualquier gobierno, también hablábamos de temáticas sociales, hablábamos de secuestros, hablábamos de narcotráfico, cuando éste no se había infiltrado en las escuelas. Ahora ya hay chavos de secundaria que usan drogas fuertes, en aquella época no. Yo nunca vi a alguno. Sí supe de algunos que llegaron a usar mariguana a escondidas sin que “nadie supiera”, ahorita es un poco diferente la cosa.

La revista empezó a tener esas temáticas sociales. Yo  vendía a dos pesos (20 centavos de dólar) cada revista y de repente todos los tirajes que sacábamos se vendían. Cada revista nos costaba un peso y el otro peso era ganancia. Teníamos que vender la mitad para recuperar la inversión y la otra mitad era para gastar, que no era mucho en realidad. La idea era no regalarla y funcionó. Sacamos como treinta números bajo mi dirección. La revista siguió y ya no supe que habrá pasado. Si se siguió vendiendo. Entiendo que sí se empezó a vender menos poco a poco.

Los mejores diseños yo los hacía. Me tardaba mucho. Digo los mejores porque mi inspiración para hacer esa revista fue el periódico Milenio. Básicamente fue el mismo formato-diseño que tenía el periódico Milenio. A mí se me hacía muy interesante como lo manejaron. Muy inteligente al igual que  el del Independiente. Entonces también, los últimos números, que estuve haciendo tenían ese tipo de diseño (al de El Independiente y Milenio). Imagínate, era la portada de un periódico hecho fanzine. Los primeros diseños estaban más planificados, más pensados en diseños como libros de juegos de Rol. Incluso tenían unos personajes  medievales, míticos. Como yo practicaba juegos como “Mazmorras y Dragones” y otros juegos medievales donde la imaginación juega un papel muy importante, pues los diseños estaban inspirados en ese tipo de juegos. Por eso que tenían personajes raros, de otros mundos.

LP.- De ahí te quedaste con el nombre?

UO.- Si, se quedo registrado como “La Cloaca Internacional”, no como la Cloaca. Ya hasta apareció un periódico que se llama La Cloaca, creo que en Oaxaca y hasta hay una página web que se llama La cloaca.

De ahí me quedé con el nombre del programa de radio. La revista dejo de funcionar, deje de hacer diseño, de  hacer esa publicación porque me vine (a Estados Unidos) y la primera temporada (en los Estados Unidos) tienes que avanzar, te tienes que acomodar y es un poco difícil. Ya después que me adapte fue que volví a los medios pero hubo una temporada que no hacía otra cosa más que trabajar. Trabajaba como todo migrante, en lo que sea. Trabajaba en un centro comercial acomodando mercancía, atendiendo a las personas. Me gustó.  Hasta eso, fue un trabajo muy agradable. Conocí a muchísimas personas, me la pasaba platicando y me pagaban por ello.

LP.- Tu programa nació en California o en México?

UO.- Bueno el programa ya lo venia haciendo en México, de hecho hice un par de programas para Pro Organización Rock Mexicano A.C. y luego hice unos programas en Morelos, en Puente de Ixtla. No tenía ni constancia y solo eran programas donde hablaba en un monólogo y luego ponía música. No era un programa de rock, sí ponía rock, pero así como podía poner rock ponía otro tipo de musica: Rap, Hip-Hop, ska y así me la llevaba. No era un programa enfocado  al rock, que de hecho hoy en día no lo es. Mucha gente piensa que el programa que estamos teniendo ahora es de rock,  o de metal, pero no lo es. Es de movimientos subterráneos. Que de repente le he dado muchísima preferencia al rock es otra cosa, pero no está pensado para que sea de rock.

El programa nace desde México, con un formato muy diferente al que tiene hoy en día. En Morelos tenía un pequeño estudio donde hacia los programas y no quedaban mal. De hecho no se necesita mucho dinero para hacer un programa de radio. Lo que se necesita es creatividad y ganas de hacerlo. Tenía un programa que se llamo “En el lugar y en el momento”. Ese programa trataba de un periodista que llegaba antes de que los acontecimientos sucedieran. Por ejemplo: El caso de un esposo celoso que llego a descubrir a su esposa y al final el esposo los termina matando, a la esposa y al amante. Pero el periodista llegaba antes, como que se enteraba y empezaba a narrar los hechos antes de que sucedieran. Era chistoso. Buscaba ese lado amable, para que las personas se divirtieran un poco durante el desarrollo de las historias.

Aunque lo primero que empecé a hacer de radio fue musica grupera. Fue en  una estación que se llama “La súper Z”, en Morelos. Digamos que fue lo primero que hice de radio que ya salía para el público por Frecuencia Modulada.  Ahí fue donde empecé, aunque ya tenía la experiencia de Pro Organización Rock Mexicano donde estuve haciendo proyectos radiales. Aunque ahí (en la ORM) era más productor y controlador. De ahí me fui a “La Más Picuda”, de Organización Radiorama también de Morelos. Así me fui moviendo de un lugar a otro. Posteriormente me fui a un periódico donde estuve trabajando como reportero. Por supuesto era de tiempo completo. Ya no estaba en proyectos paralelos. Por el tiempo que te quita ser reportero y andar en las calles, terminas cansado y fatigado. Así la historia.

Hace como 5 años empezó el proyecto de la Cloaca, así que me compré una consola y empecé a transmitir por internet. Sin nada. Nada mas era el internet, una mezcladora y mi computadora para grabar. Como la mayoría de los jóvenes empieza. Pero fue con lo de las entrevistas que pegó y bueno de ahí me hablaron de una agencia de radio, me metieron a esa agencia de radio con el proyecto y ahora ya estamos en 5 estaciones de FM y AM  en 5 países. Las estaciones son: La Voladora Radio 97.3 de FM en Amecameca, Estado de México; el Toca Toca 98.1 de FM de Colombia; en El Salvador en la Intrépida; estamos en Radialistas de Sevilla, España y en Los Estados Unidos en la Baldwin Park, California en La Nueva 10.90 AM, además de varios portales de internet. Como en el Indepent Media Center (Indymedia((i))) con sus 250 portales y en poblados: http://www.puenteixtla.com, http://www.amacunet.net, Buenavista de Cuellar, en Morelos, Guerrero, Michoacán y… bueno así es como está un poco, pero ahorita lo que estoy manejando, o donde estoy administrando toda la información es en LaCloacaInternacional.com, pero no pretendo competir con todas las radios que me están apoyando, esto es lo subterráneo de lo subterráneo.

LP.- Y de toda la gente que está hablando ahorita de “La Cloaca Internacional”

UO.- Bueno, afortunadamente pero no es por mí. Lo que pasa es que en realidad no les han estado dando voz a los músicos. Lo que está pasando también es que los periodistas y los locutores quieren ser los protagonistas. Quieren ser unos sabelotodo y eso no les está dando la oportunidad a los músicos de que hablen. Ellos, los periodistas, no todos, no voy a hablar mal de mis compañeros, pero ellos quieren ser los protagonistas y en el periodismo el periodista no existe, el periodista es el medio, el periodista no es nadie, por eso está funcionando, porque no hablo yo, ellos, los músicos, son los que están hablando. A veces pareciera que no hago preguntas, aunque si las hago, uso mi técnica, uso mi estilo, pero eso es lo que está sucediendo ahora, por eso está pegando (La Cloaca Internacional), a mi me agrada eso.

 

Investigación

LP.- Los objetivos, en lo que estás más enfocado, que no sea rock nacional o de rock en español una temática que te va a dar mucho de qué hablar?

UO.- ¡Sectas! Casi todos lo más que han conocido son a los Testigos de Jehová o a los Mormones. ¡Qué bueno! No los quiero catalogar de sectas, ¿ok? Ellos son movimientos religiosos. Pero ya cuando empiezas a investigar a agrupaciones o  movimientos religiosos vinculados con delincuencia organizada es un tema que la verdad pocos están tratando, porque están muy ocultos. Son grupos que trabajan en números muy pequeños. No hay mucha gente especializada en eso, por ejemplo conozco a Pepe Rodríguez de España. En México no hay, bueno Jorge Erdely. A él terminé investigándolo porque tiene su propia agrupación, su propio movimiento religioso. Es un pastor además y ahí están las noticias y periodistas que lo investigan. No sé qué rollo tengan con el señor, pero cuando lo investigué, estaba limpio al parecer. Eso quiere decir que cuando investigas el tema de los cultos destructivos, siempre te encontrarás con enemigos naturales que ven afectados sus intereses económicos y políticos.

Hay antropólogos que investigan sobre movimientos religiosos vistos desde la historia, con un poco del pasado, como en un plano más sociológico y lo que yo estoy haciendo son las investigaciones sobre agrupaciones en un plano periodístico. Entonces es un tanto diferente, cuando haces un trabajo desde un plano sociológico donde vez que ese movimiento religioso viene de una serie de acontecimientos viejos, que se conjugaron y terminaron dando como resultados una agrupación religiosa, a un trabajo periodístico que es un poco diferente, en la metódica de trabajo. Ahí ya es lo que está pasando y quienes están involucrados. Esta labor difiere un poco al trabajo social del trabajo periodístico, aunque sean casi hermanos.

LP.- ¿Cuándo tienes una ideología sobre cierta religión, sobre ciertos aspectos te haga debatir o hasta quizá cambiar un poco tu opinión o punto de vista?

UO.- ¡Claro!, bueno como periodista tú tratas de ser objetivo, es decir, ese tipo de sentimientos no interfieran en tus investigaciones. Si hay un grupo de personas que abusa de menores en nombre de algún dios o de algún personaje, es un hecho que es un delito, ¿no? Entonces, pues ahí entra el que uno los acuse de estar delinquiendo. No entra la cuestión teológica. Es un hecho porque está sucediendo y lo que están cometiendo es un delito. Por eso es que los estoy investigando, por eso no me estoy metiendo con la libertad de religión, lo que estoy haciendo es investigar agrupaciones que están cometiendo delitos y en base a eso pues los investigo.

Hay otras entrevistas con personas como “WICCA” que es un movimiento religioso de brujas, sin embargo los he entrevistado y no son un problema. Se respeta la libertad de creencia de cada persona, y por lo mismo es que respeto la libertad de creencia. Si estoy investigando a sectas peligrosas es porque ellos no respetan la libertad de creencia. Estos personajes lo que hacen es someter al individuo. Lo someten a través de coaxiones, a través de presiones psicológicas y amenazas también. Los adeptos no pueden salir. Ellos (los líderes) no respetan la libertad de creencias. Ellos solamente quieren esclavizar y por eso es que están en nuestra mira.

Ulysses actualmente sigue trabajando en sus investigaciones y entrevistas. Como él mismo me dijo, su programa después de haber estado perdido en el internet hoy está en cinco frecuencias de AM y FM, en cinco países, (España, El Salvador, Colombia, México y Estados Unidos), en realidad que programa de un género musical que no es comercialmente atractivo, está en tantos países y frecuencias, sin contar internet, sin saber en qué lugares lo escuchan “La Cloaca internacional”, por internet.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entrevista con Ulysses Ozaeta

  1. cesar de la o dijo:

    vientos me latio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s