La canción de Otoño

 

Por: Rico Malvaez

 

Que corta es la canción de un otoño,

que pena que ya no la cantan los vientos fríos  de aquella arboleda,

en el camino caen las hojas, las hojas de la vida… sin tu abrigo.

Que frio, que gris, que silencio.

 

Nos perdimos en el intento de madurar, nos marchitamos, como lo hace esa hoja de otoño

Que cae más y más a un vacio y frio final

Nos dijimos un día que el silencio seria nuestro mejor amigo, y no a nosotros mismos.

 

Qué pena que fue así, que pena fue callar por un siglo,

De un mar de sueños, un mar de olvidos y una triste velada,

miraba al cielo,

Con un recuerdo de tu nombre, como si fuera un niño.

 

Cada palabra que dijimos, fue una promesa sin cumplir

Cada sueño fue quedando en el olvido, sin nombre, sin color y sin fin

Me acuerdo de ti, de palabras que cantaba al viento

Al querer verte regresar… y hacer de mi canción sin final.

 

Perdí tu nombre al despertar y al buscar debajo de mis lamentos

Solo encontré una respuesta muy ligera, que se llevo el viento

Y un recuerdo muy  lejano y fragmentado

Que se perdió en la hojarasca del frio momento

De una arboleda que muere a cada instante, al llegar otoño, al llegar el fin del día

Con los vientos, que ahora llegan fríos, fría mi piel, como tu piel.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Poesia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s