Entrevista con Jaime López (Primera parte)

Jaime Lopez

Por: Rico Malvaez

-“Salí de Cerro Azul aquella noche yo, las calles, las palmeras me decían adiós

Llegue a la capital una mañana gris, del golfo y como golfo, pateando un beliz,

Rolando Uta! el pelo me creció un horror y hasta una lira eléctrica se apareció

Venía a hacer la Prepa como un buen campeón y si la hice, pero fuera del salón

Allá en 69 el cielo era un gis, que más podría pedir un íntimo infeliz

Que estar acarnalado con el rock ´n roll, que nunca se ha llevado con el pizarrón:

No, no, nunca me he llevado yo, nunca me he llevado no, nunca me he llevado yo, no,

Nunca me he llevado nel,… con el pizarrón!”-

Una manera muy sutil y sencilla de describir, por el mismo Jaime López, en su canción autobiográfica   “El Pizarrón”, de cómo fue que dejando Cerro Azul llego a la Ciudad de México.

Compositor y cantante Mexicano  Jaime López , nace en Matamoros Tamaulipas un 21 de Enero de 1954, figura polémica, de  actitud rebelde, de  canciones inteligentes y desinhibidas donde se describen y denuncian las cotidianidades de las grandes ciudades del país, canciones de amor y desamor, utilizando un lenguaje muy coloquial, popular y callejero.

Confirmada la cita, llegue puntual, para platicar con Jaime López, en la escuela de música DIM, al sur de la ciudad de México, una escuela fundada en 1999 dedicada a la enseñanza de alta calidad para aquéllos que aspiran a desarrollarse profesionalmente en el ámbito de la Música Popular Contemporánea, Rock, blues, funk, Jazz, dirigida por el maestro José Luis Domínguez, quien trabajara con el mismo Jaime López en el grupo Hotel Garaje y con Cecilia Toussaind en el grupo Arpía.

Dejando a un lado mi simpatia y emocion y haciendo mi trabajo para ustedes y aclarando lo honrado y agradecido de poder platicar abiertamente con él, en un ambiente de música jazz alrededor de nosotros, en un salón de clases, junto a un grupo de ensamble empezamos esta única y fabulosa platica muy a la manera de este personaje de la ciudad de México y creador de la “Chilanga Banda” y a la manera de primer pregunta, respecto a sus orígenes, así es como empezamos esta charla con Jaime López.

-Bueno no será la primera vez que lo diga ante esta pregunta, porque no es la primera vez que me la hacen, a veces suele ser un poco difícil hablar de los inicios, a veces se pone uno metatísico, desde que lo precede uno porque no nace por generación espontanea, pero tratare de ser breve-.

-Casi siempre digo que hago música a pesar de mi, porque el ambiente donde nací era muy favorable y el tiempo en que nací, en Matamoros Tamaulipas en 1954, arrancando ese año, en Enero, digo esto como coordenadas más que como acta de nacimiento, aunque de alguna manera es acta de nacimiento, a veces más que pertenecer a una tierra uno pertenece a una época, uno lo va descubriendo  ya a estas alturas, sobre todo cuando  ya no estás peleado contigo mismo y pretendes hacer convivir las distintas edades se has sido.  Yo afortunadamente tuve una infancia musical, naci cuando nació el rock ´n roll, si nos ponemos un tanto cuanto formales y oficiales, aunque se sigan peleando la gente, hay 2, 3 datos que así lo verifican en el año del 54 nace el rock ´n roll y naci muy cerca donde se gesto.-

-Sigo creyendo que de alguna manera la música norteña es nuestro rock ´n roll o contribuyo mucho al nacimiento del rock ´n roll, no por nada el Tex-Mex, no por nada los mejores de música de musica norteña estaban en el valle de Texas, en el otro lado, no por nada, el aun viviente acordeonista “El flaco Jiménez”, es de San Antonio y el recién fallecido “Steve Jordán”, era muy cerca de Matamoros, de Corpus Cristi y de  San Benito, Texas, “Freddy Fender”.-

-De Matamoros nos movimos a Juárez, cuando yo tenía 4 o 5 años, mis hermanos si vivieron la adolescencia en la época del rock roll, “Richie Valens”, despego y era el mito –“no, que es Mexicano el bato!”-, yo creí que era puro cuento pero si Ricardo Valenzuela, alias “Richie Valens” para mí fue de primera mano y La Bamba para mi es la de Richie Valens, pese a los ortodoxos, hacer de la guitarra eléctrica, la guitarra ecléctica es todo un logro entre otros de Richie Valens, además fue el primero que puso en el Billboard una canción en español, mas allá del mito del rock en español. Yo no creo tanto en esas diferencias que si es en español, en ingles o en alemán, el rock es un idioma en sí, que viene de varios idiomas y de varias músicas y en el principio estuvo México, no solo con Richie Valens, también con Freddy Fender, posteriormente con Sam the Sham y los Faraones, con Bule bule y el mítico grito de: “un, dos, one, two, tres, cuatro”, y ahorita pa´que le sigo, para que me pongo de musicólogo.-

-Bueno yo oí , sobre todo naciendo en la frontera tropical, digamos casi del trópico de Cáncer, como después me fui enterando, en una zona biodiversa y muy diversa en lo musical y cultural, para mí la frontera nunca  ha sido  lo que divide, sino lo que hace confluir dos o más culturas, yo no tengo una idea de Estados Unidos muy anti Yanqui, tampoco muy  pro Yanqui, había una especie de resistencia cultural natural y más bien yo sentía que los invadidos eran otros, si estas en la frontera con Texas y vez la comida texana, el chili con carne, o la manera de vestirse de los gabachos es muy mexicana, hay una identidad intermedia, pero insisto, es por la confluencia más que por la polarización.-

-Pero bueno rock ´n roll fue lo primero que oí, música norteña y también pese a los ortodoxos la música tropical, mis hermanos si les toco vivir plenamente esa etapa y eran grandes coleccionistas de discos y uno de ellos tenía un radio de onda corta, le gustaba todas las chácharas, trabajaba de mecánico del otro lado y llegaba con un radio de onda corta y oíamos estaciones de cuba, por ejemplo, de Nashville, o de Centroamérica y para mi, tanto los Alegres de Terán, del mismo Cuco Sánchez como Han Williams, Johnny Cash , Chuck Berry y sobre todo el lado negro del Rock and Roll, que oían mis hermanos.-

-Posteriormente Miss Round, Bob Dili, Little Richard, ahora tal pareciera que todo mundo dice lo mismo y yo así lo viví gracias a mis hermanos, es muy curioso yo viví los 50´s gracias a mis hermanos, aunque yo era un bebe prácticamente, mis canciones de cuna fueron esas, por eso te digo hago música muy a pesar de mi, porque creo que el arrancón fue muy bueno, viví casi toda la frontera norte, en Matamoros, Juárez y en Nogales.-

-Tardíamente agarre un instrumento, ninguno de mis hermanos se dedica a tocar, pero son grandes coleccionistas de discos, ellos me alimentaron mucho, además que había mucha música en vivo, se hacia mucha música en vivo, yo recuerdo siempre música alrededor de todos los estilos, al rock mismo lo recuerdo como muy diverso, no sé en qué momento se volvió monolítico y pétreo , recuerdo cosas como: “Adiós a Jamaica”, que eran caribeñas, la misma a bamba, mexicana, la presencia Italiana con “Azul pintado de Azul”, aunque no sea un rock, … al decir Tequila, por ejemplo, ese riff de Tequila, y bueno quizá fue hasta los 14 años, ya viviendo en la Huasteca, que también rolaba mucha música, uta! que es como nuestro Flamenco, ahí casualmente tome una guitarra, no hare la historia más larga (risas), pero eso solo un poco mis principios.-

-Era el año del 68, empezaba el año del 68, no vamos a hablar de política pero para mí lo que significa en sentido estricto de lo que es política, para mí, fue el inicio de tomar una guitarra y casualmente me salió una canción y luego otra yo solo quería tocar la guitarra, no componer, yo no tenía la idea de componer, quiero suponer que todo ese cargamento que estaba ahí metatísicamente encontró como en un para rayos en la guitarra algo donde hacer tierra entonces curiosamente aunque si mi formación rocanrolera en el sentido estricto de la palabra, lo primero que compuse fue un bolero “El canto de un Mulato”, porque además donde yo vivía, Cerro Azul, Veracruz, se fundó porque ahí está el pozo petrolero que mas petróleo daba en mundo los años 30 y alrededor de ese pozo de hizo el pueblo, muchas barracas, las casas de madera me son entrañables, porque las había en matamoros las había también en Cerro Azul y las encuentras igual en New Orleans entonces el golfo de México es una gran olla Criolla ahí ha venido a dar toda la música importante para mí, del Norte, Sur, Este y Oeste, así como New Orleans es lo único de Caribe que tienen los gabachos, no es Miami es New Orleans, culturalmente, musicalmente, gastromicamente hablando. Siento que matamoros es el punto más occidental del Caribe y si, pregúntale a Rigo Tovar, al maestro Rigorinsky Tovarovich o Javier Pasos y bueno vuelvo a lo mismo, quizá todos los músicos que nacen en esa zona ven en la frontera algo mas como confluencia que como división, si hablamos de lo político ahí vienen las desgracias, cuando una frontera se vuelve realmente una división, para mi si fui muy afortunado, ahí si soy un hijo afortunado.-

-Tome la guitarra, en la Huasteca, en Cerro Azul y me salió una canción, seguí y al año siguiente veníamos de paso, yo de hecho me quedaba en la casa de uno de mis hermanos que había vivido con nosotros todas las correrías de la frontera y estaba estudiando en la UNAM y con su esposa que es también de allá del norte. Vivian en lo que es la  promesa de la clase media profesionista, universitaria, en Lomas de Plateros, que ahora es el Bronx, ahí empecé a vivir en el D.F., porque se supone que mi familia iba de paso y yo iba a hacer la Prepa, la prepa 8 parecía mi destino, era la más cercana, pero no, ahí estuve un año en esa zona, me moví a Iztapalapa con mis padres, termine en  la prepa 5 y eso fue, mi padre murió poco después y todo fue accidental haberse quedado aquí en el D.F. , pero aquí en el D.F. comencé a sentir realmente a aterrizar, comencé a apreciar incluso los lugares de donde venia, el D.F. es la gran frontera, aparentemente no, no está en la frontera, pero culturalmente, políticamente es la gran frontera, yo siempre he vivido la ciudad como eso, a lo mejor porque uno lleva la frontera dentro y la vez en todos lados pero no, creo para mí que no solo aquí, el país es una gran frontera, el D.F. lo es.-

-Imagina en lo que empezaba y se alineaban los calendarios pasaron 8 meses de vagancia fascinante en que yo comencé a juntarme con puros músicos pues realmente sub-urbanos, vivaracheros, era un concepto entonces así era, entonces me movía en la Ruta Madre: Iztapalapa, Portales, la Roma, Mixcoac, la Cavernícola Oriental, con grupos informalmente. Ya de plano si dándole más en forma al Rock and roll, tocando sobre todo lo que eran los retos entonces que se llamaban fusiles, ni siquiera covers, los palomazos se llamaban chafos, como un pochismo Shuffle, y encontré muy buenos amigos, que no se si siguen en el roll, de uno si se que anda en una sinfónica, Héctor Cananeo, ahí en Portales, en la Esquina de Filipinas y Presidente, ahí estaba su casa, que era el paraíso.-

-Portales era como nuestro Liverpool a finales de los 60´s y principios de los 70´s se hacía y deshacían grupos, venia gente de todos lados. Ahí encontré muchas cosas pero también a la vez no, yo como componía tenía que echarme los retos de lo que rifaba entonces, mucho Soul, “The migthnigth hour” era de rigor por ejemplo, el viejo rock and roll, o  Credence entonces estaban pegando mucho y si me gustaba tocar eso, pero para alguien que compone, me resulto un mundo muy cerrado, era muy difícil, que alguien que compusiera en el rock tuviera una vía, para no hacer la historia más larga, hasta el Avandarazo, que ya no había donde hacerse, yo estuve ahí como parte de la masa.-

-Bueno, en la prepa encontré mi tabla de salvación de ese naufragio, fascinante también pero naufragio, en el teatro de Jodorosky y en el teatro universitario que al menos en la prepa 5 lo había empezado por azar y se hacia un buen teatro. Ahí comencé a dejar un poco la música, no la composición, el teatro me mejoro la perspectiva de la composición en muchos sentidos y al terminar la prepa yo iba a arte dramático, sigo creyendo que también aunque hago musica a pesar de mi, creo que por equivocación sigo en esto, creo que tengo más amigos actores o metidos en teatro que músicos, el teatro me enseño mas en lo musical, te podre decir en grandes pasos, hasta Avandaro, desde que nací y la época post-avandariana es más o menos como empecé en esto.-

– De hecho ya había tirado la toalla, iba para teatro y ya un poco decepcionado del ambiente, estuve medio semestre, la Venerable Fac. de Fil and letters en la UNAM y ahí me encontré a un amigo que también eran compositor que había estado también en la prepa 5 e hicimos una especie de dueto más o menos como el dueto Simbiosis, algunas cosas si las componíamos juntos pero otras eran más bien nos alimentábamos el uno del otro para seguir, más bien yo lo acompañaba a él con sus canciones y el a mí, Roberto González, varias experiencias, de duetos, de solistas y después armamos un grupo a finales de los 70´s, que se llamo “Un viejo amor” y en los 80´s  saldamos nuestras cuentas grabando un disco, “Sesiones con Emilia” Roberto y Jaime y podría decirse que en esa época de los 70´s que formalmente la de arrancón de mi carta de naturalización chilanga, eso más o menos fue lo que anduve haciendo.-

A partir de ahí a principios de 1980, de sesiones con Emilia, Jaime se vuelve un solista involuntario, como él lo ha dicho siempre.

-Yo siempre perseguí hacer grupos y siempre me quedaba solo, siempre me ha gustado mucho el trabajo de grupo, se hacer mucho el trabajo de atrás, de base, la obra negra y casi por descartación me volví  solista, aunque claro soy compositor, pero yo siempre pensaba en alguna cantante mujer, desde luego a veces me imaginaba como solista, cuando era  veinteañero me imaginaba de cuarentón, componía canciones imaginándome que las cantaría de cuarentón, es una comedia de equívocos y a funcionado a pesar de mi.-

El encuentro con la gente en 1985, cuando se graba, “La primera calle de la soledad”

-Fue en 1985 se publica, aunque lo grabe en 1984-

La verdad de ser catalogado como Cronista urbano

-Pues mira la verdad , que la gente hable de mi aunque sea bien, pero ya a veces ya validar con tu presencia  algunas  cosas  me resulta más difícil, no estoy en contra de la gente que me diga que soy un cronista urbano, pero yo propiamente no me tomo como tal creo que la ciudad se te impone y a pesar, también  de ti, comienzas a escribir de la ciudad, yo nunca pensé escribir de “La primera calle de la Soledad”, ni “Quítame tu Comic de la vista”,  pensando en alguien que está cantando como cronista urbano, más bien la ironía es que para mi eran cosas muy intimas, la ciudad llega a ser tan intima, que tu vas inventando tu ciudad , lo chingon de la ciudad de México, yo no sé si ocurre en todas las ciudades, que todo mundo dice, que horrible, lo que sea, las peores opiniones, pero hay algo que no se le puede negar, que te da el chance de inventarla, de imaginarla.-

-La ciudad de México no vale tanto para mi, por entrar en concreto literalmente , si no porque te la inventas, entonces yo he inventado una ciudad de México, desde la intimidad, desde lo púbico hasta lo público, yo no me di cuenta cuando empezó, ahora sí, a la distancia veo que el principio fue “Quítame tu comic de la vista”, a grandes pasos después “La primera calle de la Soledad”, “El Mequetrefe”, “El mala Facha”, y lo que redondeo a finales de los 80’s y principios de los 90’s fue “Chilanga Banda”.-

-Pero yo muchas veces igual no es que me niegue a ser cronista urbano, yo no me tomo como un cronista urbano y tampoco estoy pecando de modesto, modesto López, pero ahora sí que molestia aparte a veces cuando me dicen que “Chilanga Banda” es un himno de la ciudad, se me hace raro porque yo incluso gracias a ese lenguaje que me ha dado la ciudad he inventado un lenguaje para esa ciudad que me he inventado, que a lo mejor si toca obviamente en lo objetivo, lo que es muy subjetivo, ósea hago canciones muy personales que a lo mejor le interesan a otros a lo mejor todo el mundo lo hace, tratándose de composición , hacer cosa muy personales a lo mejor hay gentes que si hacen cosas más como cronista y todos mis respetos. Pero por ejemplo a nivel de literatura conozco grandes cronistas urbanos a lo mejor tampoco se toman como tales pero digo yo para ser comparados como ellos me falta mucho “José Joaquín Blanco”, por ejemplo para no ir tan lejos, el es, a lo mejor me va a escupir, pero creo que el si es un cronista urbano, no es que le este echando la bolita a él; Chava flores es un cronista urbano, a lo mejor ahora ya no tiene como defenderse, también me escupiría, yo no escupiría sobre su tumba, pero a lo mejor desde su tumba el me escupiría si estoy diciendo: -es un cronista urbano-.  A veces tal vez lo molesto sea que eso reduce mucho el trabajo y la personalidad de alguien o a lo mejor la magnífica a lo mejor si hay gente que se queda con el trofeo con mucho gusto, pero no, yo no creo ser un cronista urbano.-

-En todo caso si tuviera una auto etiqueta, lo mío tiene que ver más con lo fronterizo que con lo urbano, sigo insistiendo en eso, porque a veces lo urbano se piensa en las grandes ciudades, pero por ejemplo Matamoros siendo una pequeña ciudad tiene la vida nocturna, bueno la tenia, mas grande que el D.F. y el D.F. siendo una ciudad muy grande tenía una vida nocturna muy pequeña, entonces en ese sentido Matamoros es una gran ciudad.-

-Siempre digo la primer gran ciudad que conocí, aparte de Matamoros, fue San Francisco, por un viaje que hicieron mis familiares para visitar a otros familiares, en coche, recuerdo aun siendo un guerquillo, toda esa carretera, la interestatal 10, y digo que como fue que de costa a costa lo primero que conocí fue Matamoros y San Francisco.-

– Ahora el D.F. en ese sentido cuando uno dice urbano piensa en el D.F., pero no piensas en Monterrey, en Guadalajara y menos en Cerro Azul, que era tremendamente cosmopolita a mediados de los 60’s, el Cerro Azul que yo viví a mediados de los 60’s y a finales de los 60’s, quizá no era puerto en el sentido riguroso, porque puerto Tuxpan, que también era cosmopolita en aquel entonces, pero Cerro Azul era increíble, encontrabas árabes, judíos, huastecos, de chile,  dulce y de manteca y se vivía de una manera cosmopolita siendo una pequeña ciudad, para mí esa es ciudad y no dejo de ver lo fronterizo, precisamente lo veo en un puerto, lo veo en un lugar con un pozo petrolero, lo veo en una ciudad estrictamente en la frontera.-

Pues tal vez lo que tenga que ver conmigo, es mas no sé si decir -un canto fronterizo-, que también sonaría muy pretencioso pero en todo caso cuando alguien me dice cronista, tampoco sería un cronista fronterizo más bien en todo caso a mi me ha movido mas la frontera que la ciudad en el sentido estricto para componer.

Esta es la primera parte de esta interesante plática con Jaime López: músico, compositor y actor teatral Mexicano, quien además nos platica, en una segunda parte, quien ha sido su máxima influencia musical y de su participación en el festival OTI de 1985 y su polémica canción “Blue Demon Blues” y todo lo que vivió a partir de aquella participación.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s