Las Campanas de Belcebú

Inspirado en el libro “La Revolucion de Bel

del Maestro Samael Aun Weor

Por: Rico Malvaez

 

Dime, porque las campanas doblan?

Dime, si el cielo esta de luto?

No oigo el llanto frente al mausoleo,

Que es dañado por el tiempo y verde es su imagen.

 

Correr bajo el cielo y sobre el campo,

Donde sembraste las letras de tu conocimiento,

Hijo del Sol, hermano de Icaro,

Donde tocan las campanas que lloran tu segunda vida?.

 

Bajaste al fondo de ti mismo y te quedaste al final:

Sin sueño, sin risa, sin llanto, sin luto,

Príncipe Arcaico de alas de fuego encendido,

Donde has escondido el libro de tu leyenda?.

 

Hijo del Sol de Diciembre, has sembrado en mí:

La magia de tu resurrección y la pena de tu triste involución,

Padre de la Quimera, padre de la mandrágora nocturna,

Padre de mi pecado.

 

Bajo tu velo que ensangrentaba pueblos,

Bautizaste la luna con tu nombre,

Junto a ti: cayeron dioses y se convirtieron

En demonios, los reyes en vasallos y los esclavos en nada.

 

Tiempo, no recuerdas mi sueño frente al fuego?

La flama sigue ardiendo noche tras noche,

Por ti, por mi, por la eternidad que esconde

Tu leyenda milenaria, príncipe encantado.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Poesia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s